Noticias

Gestión - 19 de Agosto de 2015

Pensando en la Fiesta de nuestros abuelos inmigrantes

  La Municipalidad de Oberá ya está abocada a la tarea de prepararse para recibir a la 36ª Fiesta Nacional del Inmigrante que tendrá lugar del 3 al 13 de setiembre en la Capital del Monte y ahora también Capital Nacional del Inmigrante.  Como todos los años, a través de diferentes áreas, la Fiesta del Inmigrante ya se siente en el aire luego del lanzamiento oficial realizado este lunes en el Centro Cívico de nuestra ciudad, un espacio público remozado durante esta gestión y que enaltecerá enormemente el acto de inicio del tradicional desfile que se realiza hasta el Parque de las Naciones.  Si siempre fue colorido este desfile, ahora con la nueva dinámica del Centro Cívico, será una fiesta inolvidable, que fue pensado justamente en el crisol de razas, siempre teniendo en cuenta los mástiles para izar allí diferentes banderas que forman parte del evento.

  Además, como cada año, el Departamento de Educación y Capacitación para el trabajo realizará en ese lugar la ornamentación adecuada, para embellecer y ambientar el escenario.  En ese sentido, Daniel Behler, Coordinador de Gabinete, acompañó a la jefa del área, Marisel Rundquist, a la carpintería municipal para supervisar los trabajos que se vienen realizando de cara a la fiesta. En esta dependencia municipal, donde se elaboran camas y sillas y se preparan las maderas para las construcciones de emergencia en caso de siniestro, también se están preparando diferentes paneles que formaran parte de la ornamentación.  “Se trata de la Fiesta mayor de todos los obereños, pero que es de alto nivel de importancia para todo el país y es un hito cultural tenido en cuenta por otros países.  Por ello, la Municipalidad de Oberá siempre estará presente a la hora de prestar el servicio que sea necesario. Hoy nos estamos preparando con anterioridad, con muchas ideas y proyectos que estamos poniendo en práctica, porque siempre pensamos que cada edición de la fiesta es la mejor, y tenemos que acompañar con presencia, ya sea logística o con infraestructura”, comentó Behler.  El funcionario agregó “además, la comunidad participa con lo suyo, ya sea colocando una bandera u ornamentando su casa o negocio.  La suma de todo crea un escenario único para estas fechas”.

   Pero la ornamentación y adecuación del Centro Cívico, no es todo el trabajo que realiza el municipio durante esas fechas. La limpieza de las calles y la recolección de residuos trabajan con turnos extras, mismos que también se extiende al predio del Parque de las Naciones.  Allí, los técnicos electricistas realizan el mantenimiento de cableados y sistemas eléctricos. El área de albañilería realiza obras varias de acuerdo a los requerimientos.  El departamento de Parquización realiza el mantenimiento del predio, cortando el césped, plantando flores, podando árboles. También el Departamento de Inspección General dispone personal hasta altas horas de la noche para el control del tránsito.  Y la Dirección de Turismo, así como el Departamento de Desarrollo Económico y la Oficina de Empleo participan durante toda la fiesta con stands y exposiciones.

  “La Fiesta del Inmigrante es del pueblo, y la Municipalidad de Oberá siempre estará presente porque es la representación institucional del pueblo”, comentó Behler.