Noticias

Social - 17 de Julio de 2015

Acto Aniversario de Oberá y Día de la Independencia

La lluvia anunció durante toda la semana que el acto por el 199º Aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional y el 87º Aniversario de la Fundación de la Ciudad de Oberá no se llevaría a cabo en el Centro Cívico donde todo culminaría con un colorido desfile cívico-militar. Como el año pasado, otra vez no pudo ser. Sin embargo, la gente dijo presente y se volcó de pleno al salón principal de la Casa del Bicentenario.

Allí se dieron cita autoridades, pioneros, abanderados de establecimientos educativos y otras instituciones y organizaciones de nuestra sociedad. La ceremonia comenzó con el izamiento del pabellón nacional y de la bandera de Misiones, y posterior descubrimiento de placa en el Centro Cívico de la ciudad. Minutos más tarde, las autoridades se trasladaron al Salón donde se llevaría a cabo la celebración.

El acto fue presidido por el vicegobernador Hugo Passalacqua, acompañado por el intendente Ewaldo Rindfleisch, el presidente del Concejo Deliberante Jorge Motta, y la diputada nacional Stella Maris Leverberg, entre otras autoridades provinciales y comunales.

La invocación religiosa estuvo a cargo del presidente del Consejo Pastoral Ricardo Neuvirth, y del Obispo de la Diócesis de Oberá, Mñor. Damián Santiago Bitar.

Luego de los discursos y las menciones especiales, se realizó una Danza patriótica a cargo del Grupo Costumbres Argentinas (Ajupaprom Oberá).

(Palabras del vicegobernador Hugo Passalacqua)

“Vengo a dar mi último discurso como intendente de Oberá”

En su discurso, el intendente Rindfleisch aprovechó para realizar un repaso de sus 12 años de gestión, a sabiendas de que este sería el último acto de 9 de julio que presidiría como jefe comunal Obereño. “Quiero compartir con la ciudadanía obereña los principales lineamientos de acción desarrollados en estos tres mandatos. Es sano para el ejercicio de la democracia recordar que en el 2003 recibimos una municipalidad en estado caótico, con un plantel de recursos humanos en situación paupérrima, en estado de abandono en lo referente al patrimonio municipal y de confrontación permanente e innecesaria con las organizaciones intermedias de la sociedad. Con paciencia y responsabilidad reconstruimos ese tejido social que es el principal capital simbólico que tenemos los obereños.  Quienes nos sucedan recibirán una realidad totalmente distinta, una ciudad pujante y en pleno crecimiento”, aseguró Rindfleisch. 

A modo de despedida, Rindfleisch, quien concluye su mandato en diciembre luego de 12 años de gestión al frente del municipio Obereño, expresó “no puedo dejar de reconocer que en estos momentos mi corazón se ensancha de emoción al recordar a los que estuvieron a mi lado, y también a aquellos que ya no están. Quiero agradecer a todos aquellos que me permitieron hacer un trabajo en conjunto, a todos les digo que fueron imprescindibles por su aporte, apoyo e ideas y de corazón les digo ¡gracias!.

El vicegobernador Hugo Passalacqua destacó la labor del intendente Rindfleisch tras doce años al frente del municipio.